Comedia argentina en Parlasur: Olmedo resistió como presidente cuestionado por todas las delegaciones

Comedia argentina en Parlasur: Olmedo resistió como presidente cuestionado por todas las delegaciones

No prosperó la iniciativa de 31 representantes argentinos de removerlo en su cargo. Patovicas, apagón de micrófonos y otras tácticas del salteño llevaron a quejas de brasileños, uruguayos y paraguayos.

 

Alfredo Olmedo seguirá como presidente del Parlasur.

Alfredo Olmedo seguirá como presidente del Parlasur.

Un papelón internacional se desató en Montevideo durante la sesión del Parlamento del Mercosur (Parlasur), donde no prosperó la moción de 31 representantes argentinos para remover de la presidencia del organismo a Alfredo Olmedo, de La Libertad Avanza (LLA). El encuentro se llevó a cabo ayer y la presencia de patovicas en el recinto, además de otras iniciativas polémicas del salteño, llevaron a repercusiones en los países vecinos, que también trinaron contra Olmedo. Una escena de comedia que desnuda internas en el partido del Gobierno y que alineó ahora en el Parlasur a dirigentes variopintos, de fuerzas políticas antagónicas.
El clima en Montevideo estaba caldeado por la carta que la semana pasada firmaron 31 de los 43 representantes argentinos de todos los partidos (incluidos los libertarios) para pedir la remoción de Olmedo y que fuera reemplazado por Fabiana Martín, también de LLA. El hecho puso en guardia a Olmedo que logró que no se llegara a tratar su apartamiento, pero a costa de prácticas poco habituales. Desconexión de micrófonos, freno en los ingresos al recinto, uso de «pulseritas» y la inusitada presencia de personal de seguridad colmaron a las delegaciones. Paraguayos y brasileños debieron abandonar la reunión para tomar los vuelos de regreso, y entonces, sin quorum, Olmedo eludió la votación. Ahora, excepto que haya una convocatoria a sesiones extraordinarias, los cargos contra Olmedo recién podrían tratarse el 29 de abril, fecha en la que se llevará a cabo la próxima reunión de los legisladores del Mercosur.
“Ya no es solamente un problema interno de ustedes, sino que se ha traído al seno de este Parlamento y es una vergüenza colectiva para todos nosotros. Me he sentido mal, agraviada”, dijo la diputada paraguaya Jazmín Narváez, quien acusó maltrato de los agentes de seguridad en la entrada al recinto. También le pidió a Olmedo que renuncie: “Como paraguaya, si es que mis compatriotas no están de acuerdo con mi participación, he de dar un paso al costado y evitar esto al resto de los otros parlamentarios”, dijo, en declaraciones consignadas por La Nación de Paraguay.
También se quejaron los legisladores brasileños del bolsonarismo. Celso Russomanno, quien anteriormente ocupó el cargo que hoy detenta Olmedo, cuestionó el accionar los de los agentes de seguridad y hasta tildó al exdiputado nacional de la campera amarilla de “antidemocrático”. Incluso se lo nota en videos haciendo ingresar por la fuerza a sus compatriotas.

Interna libertaria en Uruguay

En la carta de la semana pasada, los legisladores argentinos pidieron la destitución de Olmedo por la «pérdida absoluta de confianza en el desempeño de las funciones, la extralimitación de sus facultades al haber incumplido la voluntad consensuada de los parlamentarios respecto de la integración de las comisiones”. Además, señalaron “la falta de respeto con sus pares nacionales, con quienes no mantiene diálogo por ningún medio, y desoír el pedido de cese de destrato a funcionarios de este parlamento por parte de la funcionaria a su cargo”.

Llevaba firmas de parlamentarios de: La Libertad Avanza, Juntos por el Cambio, UCR, PRO, Unión por la Patria (UP), Frente Cívico por Santiago, Más para Entre Ríos, Frente Unión por la Patria Tucumán, Hacemos por Nuestro País, Frente Unión por la Patria San Juan.

Para comprender el entuerto: en diciembre de 2023 se llevó adelante el recambio de la presidencia del Parlasur, dando inicio a la era argentina por un año. Y aunque UP ostenta 20 de los 43 parlamentarios, cedió la presidencia a LLA para respetar la lógica de que el titular represente al oficialismo. En este caso, el partido de Javier Milei.

“En sus primeros dos meses de gestión, Olmedo rompió acuerdos políticos con todas las fuerzas que integran la delegación argentina. Hostigó mediante su secretaria a parlamentarios propios y ajenos. Echó de oficinas a funcionarios de otros países y generó situaciones conflictivas de diversos grados de violencia y maltrato. Intentó cambiar la reglamentación laboral que rige el sistema de viáticos y retribuciones de los funcionarios del Parlasur sin tener en cuenta los costos de vida en Montevideo ni las diferencias entre las distintas delegaciones de los países miembros”, expresaron a Ámbito representantes argentinos en el órgano parlamentario regional.

Dese otro espacio político, mencionaron “un intento desesperado por aferrarse al cargo”, y mencionaron que buscó el apoyo de quien fuera su rival en la interna libertaria, Patricio Villegas, cercano a la vicepresidenta Victoria Villaruel. La reemplazante propuesta por el grupo de los 31, Fabiana Martín, es vista en el entorno del Presidente con el desdén que le propinan a los menos leales.

“Cuando Olmedo habla de que trabaja ad honorem olvida mencionar que en su avioneta privada suele viajar la actual secretaria, Gabriela Dichiaro, quien ostenta un salario de casi 5000 dólares”, se quejaron desde Montevideo. Asimismo, hubo desplantes por el viaje a la capital uruguaya de Lilia Lemoine solo para avalar a Olmedo.

Y abonaron la teoría de la factibilidad de la remoción: el año pasado, la presidencia del Parlasur cambió tres veces de mano cuando Uruguay debía ocupar ese lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *