Comer al menos una palta a la semana reduce el riesgo de sufrir un ataque cardíaco

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), casi 18 millones de personas mueren cada año a causa de las enfermedades cardiovasculares.
Ahora un estudio publicado en la revista Journal of the American Heart Association demostró que comer al menos dos porciones de palta o aguacate a la semana reduce el riesgo de sufrir un ataque cardíaco en un 21 %, en comparación con evitar comerlo o hacerlo con poca frecuencia.

Ahora un estudio publicado en la revista Journal of the American Heart Association demostró que comer al menos dos porciones de palta o aguacate a la semana reduce el riesgo de sufrir un ataque cardíaco en un 21 %, en comparación con evitar comerlo o hacerlo con poca frecuencia.

Por otro lado, la Asociación Estadounidense del Corazón, afirma que “el cuerpo necesita la grasa para aumentar la energía, proteger los órganos, producir hormonas y ayudar a la absorción de nutrientes.” Las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas son las opciones más saludables para el corazón. Se las encuentra en el aceite de oliva, el aceite de canola, el aceite de maní, el aceite de cártamo y el aceite de sésamo, junto con la palta, la mantequilla de maní y varios frutos secos y semillas.

Las grasas trans fabricadas artificialmente, también aumentan el colesterol malo y reducen el colesterol bueno, lo que puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y diabetes de tipo 2. Es frecuente encontrarlo en alimentos fritos y en otros productos como masa de tarta, galletitas, pizzas congeladas, margarina y los productos para untar.

“El consumo de grasas saludables es fundamental para mantener nuestra salud cardiovascular -destacó la licenciada en nutrición Julieta Pomerantz- principalmente, el aporte de grasas poliinsaturadas como omega 3 y monoinsaturadas como omega 9, colaboran con mejorar nuestro perfil de colesterol y triglicéridos”.

Además, la especialista, indicó que “la palta es un excelente alimento, con alto contenido de grasas monoinsaturadas, al igual que el aceite de oliva, contiene mucho potasio y fibra, lo que ayuda también a regular nuestra glucemia. Aporta saciedad, lo que nos ayuda a regular el resto de las ingestas del día. La palta debería formar parte de todo plan de alimentación saludable”.

Con respecto al estudio mencionado, además, los investigadores descubrieron que que consumir media palta al día en reemplazo de la misma cantidad de yogur, huevos, queso, manteca o carnes procesadas, reducía entre un 16 % y un 22%, el riesgo de sufrir un ataque cardiaco

“La palta, o el aguacate, es una fuente de fibra -describió Diego Sivori, nutricionista, director de la carrera de nutrición de UADE- todo lo relacionado y vinculado con la fibra es preventivo a nivel cardiovascular. Primero, porque alimenta todo lo que tiene que ver con la inmunidad intestinal y eso colabora en la prevención. Y por otro lado, porque arrastra sustancias nocivas, genera arrastre esa fibra”.

Por otro lado tiene un perfil de grasas saludables, la más conocida son el perfil de grasas monoinsaturadas, es ese aceite que es similar al que está en el aceite de oliva, en las aceitunas, y esa es una grasa muy relacionada con la vinculación de descenso del colesterol y un mejor perfil de grasas en sangre que colabora en la prevención cardiovascular. Sería el aceite omega 9 o grasas monoinsaturadas de la palta”

Si el reemplazo fuera entre la palta y las nueces o las almendras, alimentos que tienen propiedades nutricionales similares, las diferencias serían insignificantes.

Como la palta es un alimento que suele ser costoso, el especialista sugiere sustitutos similares como las nueces, almendras, aceitunas, aceite de oliva y una variedad de semillas como calabaza y lino. Otros alimentos a incluir que tienen un gran beneficio para la salud a y de bajo costo son los porotos, los garbanzos y las lentejas, y agregó como opción “los granos integrales y la quinua”

FUENTE INFOBAE