Diez años sin saber qué pasó con María Cash

Se cumple hoy una década desde que la diseñadora porteña María Cash saliera un 4 de julio de 2011 desde la terminal de Retiro con destino a Jujuy. El último registro con vida que según la investigación existe de la joven fue cuando cinco días después de salir de su casa en Barracas, las cámaras del ex Peaje Aunor, sobre la ruta 34, registraron el paso de la mujer de 29 años. A partir de ese momento nunca más se supo de ella. Un misterio sin develar.

Con el objetivo de comercializar la ropa que ella misma diseñaba, partió desde Retiro a San Salvador de Jujuy, donde la esperaba su amigo Juan Pablo Dumon. En esos cinco días pasaron cosas, muchas de ellas hoy siguen siendo enormes interrogantes. Se bajó en Rosario de la Frontera donde se contactó con su amigo a quien le dijo que «no estaba cómoda». Siguió hacia el sur de Santiago del Estero, luego su amigo le pagó un pasaje por internet para que siguiera hasta Jujuy donde llegó a la madrugada del miércoles 6 de julio de 2011.

Una serie de movimientos más que llamativos se efectuaron desde su llegada a Jujuy, volvió a Salta, incluso se dijo que estuvo en el hospital San Bernardo donde solicitó que la revisaran. Un camionero señaló haberla visto en Pampa Blanca (Jujuy), dijo luego que la cruzó caminando por el centro salteño. Por alguna razón, y según se desprende de la investigación, la joven perdió sus objetos personales, información, dirección, teléfonos, etc., y andaba desorientada. En la madrugada del viernes 8 fue la última vez que se identificó y se supo estaba viva.

El año pasado, en noviembre, la familia de la joven desaparecida solicitó al Estado nacional la difusión de una imagen de María Cash actualizada, es decir cómo se encontraría después de casi diez años el rostro de la diseñadora. En febrero del año pasado el gobernador salteño Gustavo Sáenz recibió a la madre y al hermano, María del Carmen Gallardo y Máximo Cash, y les expresó toda su predisposición para colaborar con la investigación, que está en manos de la Justicia Federal salteña.

En más de una oportunidad antropólogos argentinos analizaron cráneos que surgieron como posibles restos de la joven de 29 años desaparecida. Centenares de testigos trataron de aportar información a la causa sin que nada se corriera de su lugar, una mujer denunció haber sido atacada en Salta por denunciar a supuestos involucrados en la trata de persona por el tema de María Cash.

Lo cierto es que pasaron diez años y la diseñadora porteña sigue sin aparecer, como tantos otros casos resonantes que la tierra se tragó en plena democracia.