Contagio masivo en La Quiaca: casi 100 gendarmes tienen coronavirus

Alrededor de 100 efectivos del Escuadrón 21 de Gendarmería Nacional, en La Quiaca, tienen coronavirus y, según retratan los medios locales, la situación se agrava con el paso de las horas en la ciudad jujeña. Fuentes de la fuerza federal indicaron que, según la evolución del brote, decidirán si toman medidas.

El brote masivo afectó a la plana mayor de la fuerza federal que cuida las fronteras: el jefe del Escuadrón Gustavo Ariel Kujarchik está internado en Salta, mientras que el segundo al mando, Pedro David Guerrero, se recupera en el hospital Jorge Uro.

El Tribuno de Jujuy indicó que también dieron positivo los responsables del puente internacional, de personal y Sección Núcleo, este último está aislado en Santa Victoria, provincia de Salta. Se confirmaron contagios en aproximadamente 80 gendarmes y otros 20 esperan el resultado del test.

Desde el 20 de marzo están cerradas las fronteras, una de las principales restricciones que adoptó el presidente Alberto Fernández para evitar la propagación del virus. Por el momento, el Ministerio de Seguridad a cargo de Sabina Frederic no adoptó ninguna medida, pero evalúa la situación y la alternativa de reforzar la zona fronteriza está sobre la mesa.

Desde la cartera, indicaron que hoy comienza la campaña de vacunación, tal como fue acordado y articulado con el gobierno provincial. Las fuentes detallaron que ya fueron vacunados 50 mil efectivos de las fuerzas federales y la totalidad del personal sanitario -unos 2 mil- con las dos dosis.

En el caso de Jujuy, hay 900 gendarmes distribuidos en tres escuadrones. La posibilidad de cerrar el de la Quiaca, por ahora, es lejana. Las fuentes detallaron que en esa dependencia cumplen funciones unos 240 agentes y hay personal de reserva. “Por ahora, nunca tuvimos que suspender el trabajo en ningún punto del país”, cerraron.

En tanto, la Municipalidad de La Quiaca anunció que restringe la circulación debido a los aumentos de casos de coronavirus. Las nuevas medidas regirán hasta el 13 de junio, inclusive, con el fin de reducir la circulación en la localidad fronteriza. Por esa razón, está prohibido circular desde las 23 hasta las 6, tampoco fueron habilitados para hacerlo taxis y remises. Solo podrán transitar los trabajadores esenciales.

Entre otras pautas, siguen prohibidos los eventos sociales y masivos, religiosos políticos, deportivos, reuniones sociales en domicilios y actividades física grupal, ya sea en espacios abiertos o cerrados.

En caso de incumplimiento se procederá a la aplicación de las multas previstas en el decreto provincial. Asimismo, las autoridades municipales solicitaron a la comunidad extremar todos los cuidados y respetar los protocolos de bioseguridad con el objetivo de evitar nuevos contagios.

Fuente: El Tribuno